Muchas empresas se han visto seriamente afectadas por la crisis y han visto mermados sus ingresos en los últimos años. Otras no han notado tanto la depresión pero han llegado a puntos de estancamiento en los que sus beneficios no terminan de crecer. Tanto si tu empresa está pasando un mal momento como si simplemente quieres incrementar las ventas, hoy te ofrecemos 5 ideas para reflotar la empresa.

  1. Captar un nuevo público objetivo completamente diferente:

Una opción recomendable es plantear un cambio en el tipo de consumidor de nuestros productos o servicios. Determinados artículos nacen pensados para un perfil de usuario concreto pero pueden ser ampliados o derivados a otro que sea completamente distinto. Para ello, debemos pensar por qué razón ese público no utiliza nuestro producto y entonces descubrir qué podríamos hacer para cambiar esa costumbre.

Muchos son los casos de éxito ante la creación de estrategias y productos específicos para ampliar nuestro público objetivo: las videoconsolas Wii de Nintendo crearon una serie de juegos de baile, deportes y educativos para atraer a un público que no solía jugar con videoconsolas: las mujeres y las personas adultas. Los spas y centros de belleza comienzan a ofrecer masajes y tratamientos en pareja para captar al público masculino que hasta ahora no se preocupaba de la misma manera por su físico y bienestar, las productoras de cine de animación (especialmente Pixar) comenzaron a distribuir películas animadas destinadas al público adulto, las marcas de ropa más exclusivas crean segundas marcas con las que captar también a los consumidores con una menor capacidad adquisitiva, etc…

Nuestro target se puede definir por su sexo, por su edad, por su nivel cultural y social, por su capacidad adquisitiva, su zona geográfica, su forma de pensar, su comportamiento… y ampliar a diversos públicos creando un producto nuevo que sea específico para ellos puede tener un buen resultado. Eso sí, el periodo de reflexión deberá incluir, como hemos dicho, un estudio real que detecte las razones verdaderas y objetivas por las que un determinado sector de la sociedad no está interesado en nuestros bienes o servicios y mucha reflexión sobre cómo podríamos dar la vuelta a esa realidad objetiva.

  1. Elegir un lugar de consumo diferente:

Hasta hace algunos años, ninguno de los directivos de Aquarius, marca de refrescos para deportistas, se imaginaría que la presencia de esta bebida sería tan popular en los bares. ¿Una bebida para deportistas servida entre cervezas y pinchos de tortilla? No parece tener demasiado sentido, pero la estrategia seguida por la marca funcionó y es muy frecuente encontrar algún consumidor tomando Aquarius en cualquier terraza de la ciudad, sea o no deportista. Tampoco era frecuente tomarse un Cola-cao en el bar, pero la empresa lanzó los sobres de cacao y cambiaron el hábito de consumo: un cola-cao ya no era un producto para tomar únicamente en casa, sino que se podía consumir en casi cualquier bar.

Lo mismo sucede con los servicios. Algunos restaurantes de cocina de autor ofrecen servicios de entrega a domicilio, por lo que ya no es preciso ir a un restaurante del centro para cenar comida creativa.

Cómo podemos aplicar esta realidad a nuestros productos o servicios dependerá de nuestro modelo de negocio y de nuevo, incluye un gran periodo de reflexión por nuestra parte.

  1. Buscar una nueva función para tu producto:

Algunas empresas han investigado y detectado nuevos usos para productos básicos. Un claro ejemplo podemos encontrarlo en los tests de embarazo de la firma Clear&Blue. Al principio, se trataban de los clásicos tests para detectar en la orina de la mujer si ésta estaba embarazada, pero decidieron buscar nuevas funciones para sus productos, ampliando notablemente su catálogo de servicios, ofreciendo también la opción de no únicamente saber si la consumidora está o no embarazada, sino de ofrecerle la información aproximada sobre la fecha de concepción, comercializa métodos anticonceptivos que controlan los cambios hormonales para detectar qué días del ciclo mensual presentan una mayor probabilidad de embarazo (útil para quienes quieren concebir y para quienes no), monitores de fertilidad y pruebas de ovulación… todo a través de los tests de orina que se pueden adquirir en las farmacias.

Si tenemos un producto concreto, no nos será difícil empezar a plantearnos añadir nuevas formas de uso para llegar a mayor público. Algunas editoriales han añadido el audio a sus libros para quienes quieren conocer la historia pero no les gusta leer, algunos servicios de blogging ofrecen al redactor la posibilidad de crear el texto de forma verbal sin tener que teclear… se trata de buscar nuevas funciones para un mismo producto y así, incrementar nuestras posibilidades de llegar a un mayor público.

  1. Adaptar tu producto o servicio a una fecha señalada:

Todo empresario sabe que hay determinados días en los que a los consumidores no les importa gastar. Navidades, San Valentín, cumpleaños y aniversarios son las fechas de consumo por excelencia, pero podemos utilizar otras fechas para dar una mayor salida a nuestros productos o servicios. Todo es cuestión de reflexionar.

En Valencia, por ejemplo, se celebran las Fallas del 15 al 19 de marzo. Los hoteles, restaurantes, discotecas y churrerías incrementan notablemente sus ventas en esas fechas, pero hay muchos otros negocios que pueden aprovechar la fiesta valenciana para reflotarse. Por ejemplo, si tenemos un negocio de impresión de camisetas en Valencia, podemos crear diseños originales y divertidos para vender la semana de Fallas que sin duda incrementarán nuestras ventas, ofrecer en nuestro hotel en las afueras de Valencia packs de relajación para quienes quieren alejarse de los petardos y las masificaciones en esas fechas, etc…

Casi cada día se celebra algún ‘día internacional de’ y se pueden consultar en la web www.diainternacionalde.com. Como muestra, el 4 de octubre se celebra el Día Mundial de los Animales. Si tienes una clínica veterinaria, una tienda de productos para animales o un hotel para mascotas, puedes realizar ofertas, promociones o vender productos especiales para esa fecha.

  1. Aprovechar los cambios en los hábitos de consumo:

Nuestros consumidores son personas y como tales, evolucionan y cambian su forma de pensar y de actuar. Ello puede desembocar en cambios radicales en los hábitos de consumo y si sabemos adaptarnos, podemos aprovechar la situación.

Ya hemos hablado algunas veces en nuestro blog sobre cómo los míticos Cuadernillos Rubio salvaron con creces la llegada de internet. Mucho se empezó a decir acerca de que el papel estaba muerto y la empresa decidió anticiparse a la catástrofe y diseñar aplicaciones para móviles y tablets que le valió su continuidad en el mercado.

En la actualidad, una tendencia hacia el consumo más responsable está imperando en toda Europa y quienes no sepan adaptarse a esos cambios verán seriamente afectadas sus ventas en un futuro. Cualquier empresa debería estar pensando hoy en cómo puede adaptar su modelo de negocio para ello.

Esto es especialmente importante para los negocios que guardan relación con la hostelería y la alimentación, la dermocosmética o el turismo, pero puede aplicarse a casi cualquier empresa. Si un consumidor puede elegir entre una marca eco-friendly y una que no lo sea, casi siempre se decantará por aquella que no provoca un perjuicio al medioambiente.

Puede parecer que algunos de los ejemplos de empresas y marcas que os citamos están alejados de nuestra realidad empresarial. Puede. Pero solo tenemos que ver la forma de aplicarlo a nuestro entorno económico.

Porque reflexionando sobre lo anterior encontraremos muchas fórmulas para reflotar nuestros negocios si estamos estancados, si queremos aumentar las ventas o si la crisis ha hecho mella en nuestras empresas. Desde nuestra asesoría empresarial, nos gusta ayudar a nuestros clientes y crecer con ellos, por lo que si quieres contratar nuestros servicios, ponte en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o a través de nuestra página web:

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia