Mucho se ha hablado en el blog de nuestra asesoría fiscal en Valencia sobre la empresa familiar. Como sabemos, son estructuras empresariales complejas con grandes retos adicionales a las empresas no familiares. Hoy vamos a hablar de uno de los elementos a tener en cuenta en la empresa familiar: los accionistas. Los accionistas son aquellos que poseen la propiedad de la empresa. Por ejemplo, el fundador y sus descendientes, pero también en muchos casos se comparte la propiedad con personas y entidades externas que poseen un número concreto de acciones.

¿Cuál es el papel y la función de los accionistas en una empresa familiar?

Los accionistas deciden quién administrará la empresa, pero no la gestionan. Obviamente, sí tienen influencia en la toma de decisiones. De hecho, por definición, en la empresa familiar la toma de decisiones seguirá dependiendo de los miembros de una familia. Sigue siendo familiar siempre que tengan la influencia suficiente para influir en la gestión de la misma. Es decir, que tenga las suficientes acciones. Los accionistas tienen un papel básico en la empresa familiar que puede ser más importante incluso que en la empresa no familiar.

Para entender el baile de accionistas en la empresa familiar, lo primero es recordar las fases por las que pasa la empresa familiar.

  • La primera fase abarca desde que el fundador crea la empresa hasta que la deja en manos de sus herederos. Generalmente, estos serán sus hijos, bien si heredan la gestión como si heredan únicamente la propiedad.
  • Después, éstas se convierten en ‘sociedades de hermanos’, es decir, empresas de segunda generación. Aquí la propiedad se divide entre los descendientes del fundador.
  • El tercer ciclo de la empresa familiar comprende a las llamadas ‘empresas de primos‘. Suele comenzar con la tercera generación de la familia, los hijos de los hermanos, es decir, los nietos del fundador. A partir de aquí, comienza la sucesividad de la empresa familiar.

¿Cuál es el problema de esta evolución natural de una empresa familiar?

El problema es eue la propiedad de la empresa se va dividiendo. Surgen accionistas familiares que participan activamente en la gestión de la empresa y aquellos que no. Ya sucede en la segunda generación, en las sociedades de hermanos, pero se hace todavía más latente en las empresas de primos. Así, conforme se relevan las generaciones, el papel de los accionistas se vuelve más complejo.

¿Cuál es el papel de los accionistas en la empresa familiar?

Antes que nada, debemos dividir los accionistas de la empresa familiar en dos grandes grupos para simplificar el estudio.

  • Los accionistas que participan en la gestión de la empresa y tienen un sueldo por trabajar en ella. Son aquellos que llamaremos accionistas activos.
  • Los accionistas que no participan en la gestión, no trabajan en la empresa, pero poseen acciones. Los llamaremos accionistas pasivos. Pero la denominación de ‘pasivos’ no quiere decir que no tengan derechos y obligaciones en la empresa familiar.

Esta división entre accionistas activos y pasivos se hace mucho más grande con el paso de las generaciones. De hecho, puede llegar a suponer un problema de entendimiento. El más grave suele influir con las decisiones de inversión de los beneficios. Los accionistas que trabajan en la empresa suelen estar de acuerdo en reinvertir las ganancias, mientras que los pasivos tienden a optar por la división de las mismas. Normalmente, ese punto de vista diferenciado es uno de los problemas derivados de la supervivencia de la empresa familiar. El clásico “más vale pájaro en mano, que ciento volando”. Por eso es importante que los accionistas pasivos no dejen nunca de estar implicados en la evolución de la empresa.

Próximamente analizaremos en un artículo la política de dividendos en la empresa familiar. Sin embargo, es importante recalcar una de las normas que siempre recomendamos a todos los clientes de nuestra asesoría. Los accionistas, incluso aunque no trabajen en la empresa familiar, deben tener un compromiso activo con ella. Es decir, que su vinculación con la empresa sea más que una relación económica. Es la empresa familiar y todos los accionistas deben velar por ella.

¿Cuáles son los derechos y obligaciones de los accionistas en la empresa familiar?

Uno de los principales derechos del accionista en la empresa familiar es el reparto de dividendos. Sin embargo, se ha de pensar más en las obligaciones que en los derechos. Obligaciones como luchar por la supervivencia de la empresa o contribuir a la buena imagen de la misma. En resumen, tienen la obligación de contribuir a la mejora y desarrollo de la empresa, y por supuesto, una gran responsabilidad moral. La de hacer todo lo posible por garantizar la supervivencia de la misma para la próxima generación.

La Ley de Sociedades de Capital recoge los derechos de los accionistas en la empresa familiar. Sin embargo, en nuestra asesoría de empresas solemos hacer más hincapié en las obligaciones. De este modo, es mucho más difícil que los accionistas pierdan sus derechos con el cierre de la empresa.

Los accionistas activos, aquellos que participan en la gestión de la misma, tienen obligaciones distintas de los pasivos. Los pasivos deben recibir un rédito anual por sus participaciones. También asistir y participar en los órganos de gobierno y de participar en la vocación de continuidad de la empresa. Sin embargo, la legislación mercantil permite que sólo sean meron inversiones sin voto. Es decir, obtener la condición de socio capitalista renunciando al derecho a voto y recibiendo, con ello, una remuneración especial.

¿Qué puede hacer una asesoría de empresas por nuestra empresa familiar?

Llegados a este punto, es muy importante que contemos con una asesoría fiscal de confianza. Se debe establecer un protocolo familiar y unas políticas de empresa que regulen derechos y obligaciones de los accionistas familiares. Por un lado, teniendo en cuenta la legislación, pero por otro, el compromiso familiar. Eso es algo que el fundador de la empresa debe transmitir a sus herederos y éstos a los suyos, de generación en generación.

Nuestra asesoría empresarial en Valencia es especialista en la gestión de empresas familiares. Si desea contratar nuestros servivios, estaremos encantados de atenderle en nuestra página web o a través de info@ramon-asociados.com

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia