Cuando vamos a iniciar un negocio, muchas veces podemos elegir entre pagar un traspaso o iniciar la actividad desde cero. Empezar de cero tiene la ventaja de que el empresario puede elegir el concepto y el diseño del local, crear su propia marca comercial, fidelizar su clientela y conseguir una nueva reputación mientras controla al 100% el tipo de actividad que desarrolla. Pero también tendrá que obtener las licencias y permisos legales para el establecimiento, crear una base de clientes desde el principio y probablemente, invertir grandes cantidades en adecuar el local a su gusto y necesidades.

Por ello, algunos empresarios se plantean comprar el derecho de traspaso de un local que -supuestamente- funciona. Pero cuidado. Ni todos los traspasos son negocios que funcionan, ni todos los negocios que funcionan son rentables.

Lo primero que debemos saber es que no existe una regulación legislativa que marque el precio del traspaso de un negocio. El propietario decide libremente cuánto quiere cobrar, atendiendo a la inversión que realizó en su momento, al posible potencial del negocio e incluso a los factores personales como las horas de dedicación y sufrimiento que invirtió en la empresa que ahora deja en manos de un desconocido. ¿El precio es justo? Lo más adecuado para analizarlo es contratar los servicios de una consultoría empresarial para el análisis económico del negocio, así como los servicios del agente de la propiedad inmobiliaria.

Siempre hay que contratar los servicios de una asesoría de empresas antes de iniciar un negocio, pero especialmente si vamos a comprar un traspaso, la consultoría externa será imprescindible para saber si estamos haciendo lo correcto.

La principal duda que nos surgirá es:

¿POR QUÉ DEBERÍA COMPRAR YO UN NEGOCIO QUE TÚ QUIERES VENDER?

A veces los traspasos son por jubilaciones, enfermedades, traslados de residencia o cualquier otro motivo personal, pero en la mayoría de las ocasiones, se traspasa el negocio porque la empresa no funciona. Dependiendo de la honestidad del propietario, puede transmitirte la idea de que el motivo es por la imposibilidad de atender el negocio cuando en realidad se trata de un negocio que no es rentable y, lamentablemente, pocos colocan un cartel de ‘Se traspasa negocio ruinoso’. Nuestra primera misión será saber si el negocio realmente funciona para no llevarnos sorpresas.

Vale, hemos comprobado que el negocio funciona, pero en ocasiones, la falta de honestidad a la hora de traspasar un negocio puede ir más allá: conocemos algunos casos de empresarios que han fracasado porque adquirieron el traspaso de un negocio en una calle en la que iban a comenzar obras en unos meses o porque iba a cambiar la legislación de una manera que iba a afectar negativamente al negocio. Es muy importante analizar y conseguir todas las respuestas, en conversaciones con el empresario que traspasa pero también con información externa. Investiga muy bien las razones por las que el negocio se quiere vender y acude a distintas horas al local para ver la afluencia de público.

En determinados casos, no nos importa que el negocio anterior no funcionase pues no vamos a ejercer el mismo tipo de actividad o creemos tener muy claras las causas por las que el empresario no consiguió hacer funcionar un negocio que nosotros levantaremos. Es una opción posible y en ese caso debemos tener muy clara la siguiente pregunta:

¿POR QUÉ ME INTERESA TU TRASPASO Y NO CUALQUIER OTRO?

Hay dos razones principales por las que los empresarios deciden adquirir un traspaso. Una es la obtención de la licencia de actividad y la otra es la ubicación de un local que no podría conseguirse de otro modo.

Hay algunas zonas en las que conseguir un local comercial se convierte en un verdadero quebradero de cabeza. Por ejemplo, en el barrio de Ruzafa (Valencia), olvidado hace algunos años y totalmente de moda en la actualidad, es prácticamente imposible conseguir un bajo comercial si no es a través de un traspaso. ¿Qué hace un empresario, por ejemplo del sector hostelería, que quiere montar un restaurante en Ruzafa? Se decide a comprar un traspaso. A priori, puede ser una buena idea, pero hay que tener muchos factores en cuenta, de nuevo, haciéndonos una serie de preguntas:

¿COINCIDE LA ACTIVIDAD ACTUAL CON LA ACTIVIDAD QUE YO QUIERO REALIZAR?

Si las actividades no coinciden, deberemos pensárnoslo dos veces, ya que perdemos la principal ventaja de adquirir un traspaso, que no es más que aprovechar las características del local y las instalaciones. Por tanto, tendremos que tener en cuenta la inversión adicional para acondicionar el local y adaptarlo a nuestro negocio.

Por supuesto, deberemos estar 100% informados sobre las posibles restricciones legales para el desarrollo de ciertas actividades en el propio local, es decir, si estamos autorizados a acondicionar el local para montar el restaurante, si podemos realizar obras en el mismo o si los Estatutos de la Comunidad de vecinos prohiben la actividad de la restauración.

En cuanto al propietario del local, pueden darse dos situaciones. La más favorable para nosotros es que el propietario del local sea el propio transmitente, pero no siempre es así. En la mayoría de ocasiones, entrarán en juego dos figuras completamente distintas: el propietario del negocio y el propietario del local. Por ello, lo más recomendable es revisar el contrato de alquiler actual, aclarar con el propietario se habrá cambios en el mismo y especificar claramente el tipo de actividad que se quiere ejercer en el local.

Si las actividades de ambos empresarios coinciden, el traspaso puede ser mucho más beneficioso: introducirse en un negocio suele ser complejo, pero al obtener un traspaso, obtenemos también los proveedores, los trabajadores con experiencia en el negocio, la cartera de clientes… aunque puede convertirse en un problema si el negocio anterior tenía mala imagen o reputación.

asesoria valencia 1 comprar o no un traspaso

Y la pregunta más importante que deberíamos hacernos, es:

¿QUÉ ESTOY COMPRANDO REALMENTE?

Cuando compras un traspaso, estás adquiriendo los activos de la empresa (el local, el mobiliario, el stock, los trabajadores, la marca comercial, la licencia de actividad, los clientes…) pero también estás adquiriendo los pasivos, es decir, las deudas, las obligaciones y las pérdidas. Por eso, es muy importante que el dueño del negocio te proporcione una lista con activos y pasivos y que pueda demostrar que está al corriente del cumplimiento de sus obligaciones administrativas.

Uno de los factores imprescindibles será asegurarnos de que la sociedad del transmitente no está en deuda con la Hacienda Pública. A efectos fiscales y en caso de deudas pendientes con la Agencia Tributaria, lo primero que hará Hacienda es exigir esas deudas al empresario inicial, pero puede exigir responsabilidad a su sucesor si el antiguo propietario del negocio no las satisface. Esto serían, únicamente, las deudas ligadas al ejercicio de la actividad (el IAE, el IVA y los impuestos específicos de la actividad), pero nunca serían transmisibles las deudas del IRPF o el Impuesto de Sociedades.

También es importante saber que, si el interesado en un traspaso solicita a la Administración un certificado detallado de las deudas tributarias de la empresa y ésta o no lo emite o lo emite en negativo -y posteriormente Hacienda detecta errores en él-, el sucesor queda eximido de la responsabilidad.

En cuanto a la asesoría laboral, es importante saber que según los artículos 51, 52 y 54 del Estatuto de los Trabajadores, se establece el principio de continuidad de las relaciones laborales. Esto implica que el sucesor es responsable de pagar los salarios y Seguridad Social ya no sólo los que estén pendientes en el momento del traspaso, sino que no se podrán rescindir los contratos, aunque se pueden adoptar medidas de despido objetivo, colectivo o disciplinario.

Algunos de los fracasos en traspasos se han dado por las licencias de actividad ‘falsificadas’, hecho que ocurre especialmente en el sector de la hostelería, por lo que es importante que se comprueben todos los datos antes de proceder a comprar un traspaso.

Si estás pensando en adquirir un local traspasado en Valencia, ponte en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o en nuestra página web

fondo blog asesoria fiscal valencia ramon asociados