La semana pasada pudimos ver las modificaciones en el Impuesto sobre Sociedades traídas por las medidas del Real Decreto-ley 3/2016 y una aproximación general sobre lo que esto traerá consigo. Hoy nos centraremos en las modificaciones que afectan al régimen fiscal de las cooperativas, al Impuesto sobre el Patrimonio, a los valores catastrales y a la Ley General Tributaria.

1) Modificación de la ley que regula el régimen fiscal de las cooperativas:

En los ejercicios de 2016 inclusive y para aquellas cooperativas que tuviesen un volumen de negocio de 20 millones de euros, se les limita la compensación de sus cuotas tributarias negativas al 50% de la cuota íntegra previa a su compensación. En el caso de facturación superior a 60 millones, la limitación será del 25%. Desaparece, también, el mínimo del tipo medio aplicado al millón de euros.

Aquellas cuyo volumen de negocio fuere inferior a 20 millones, no sufrirán modificación.

Como se puede ver, está en consonancia con las modificaciones sufridas por las sociedades no cooperativas.

2) Impuesto sobre el Patrimonio:

Igual que ha venido sucediendo estos últimos años, se prorroga la aplicación del Impuesto sobre el Patrimonio en el que las diferentes Comunidades Autónomas establecen tipos y mínimos. Esto regirá tan solo para el año 2017.

3) Aprobación de coeficientes de actualización de valores catastrales:

Se aprueban dichos coeficientes para los municipios que lo han solicitado, 2.452, que son los que relaciona la Orden HAP/1552/2016.

Año de entrada en vigor ponencia de valores

Coeficiente de actualización

1984, 1985, 1986, 1987, 1988, 1989 y 1990

1,08

1994

1,07

1995

1,06

1996

1,05

1997, 1998, 1999 y 2000

1,04

2001, 2002 y 2003

1,03

2005, 2006, 2007, 2008 y 2009

0,92

2010

0,90

2011

0,87

4) Modificación de la Ley General Tributaria:

Con el objetivo de incrementar la liquidez de la Administración, se ha decidido restringir los aplazamientos. Es decir, que a partir del 1 de enero de 2017, se establecen determinadas situaciones que no admiten aplazamientos:

  • En el caso de deudas del retenedor, que ya no se podían aplazar, se suprime la excepción establecida hasta ahora en los supuestos recogidos en el artículo 82.2.b de la ley.
  • En el caso de deudas del retenedor
  • Deudas inicialmente suspendidas por estar pendientes de resolución, cuando hubiere una sentencia firme desestimatoria.
  • Por liquidaciones de IVA, salvo que se demuestre que tales cuotas no han sido cobradas por el contribuyente.
  • Los pagos a cuenta del Impuesto sobre Sociedades.

Como hemos ido viendo en estos artículos, además de las modificaciones que afectarán al Impuesto sobre Sociedades, son muchos los nuevos aspectos a tener en cuenta para cumplir con las obligaciones tributarias de forma adecuada. Si desea nuestros servicios de asesoría fiscal en Valencia, puede ponerse en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o en nuestra página web.

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia