Muchos de los clientes de nuestra asesoría fiscal se han encontrado alguna vez con esta duda. Ha pasado más de un año desde el devengo hasta la fecha de la factura y no saben cómo proceder con una factura caducada. Generalmente, el devengo del IVA se produce en el momento de la prestación del servicio o de la entrega del producto, sin considerar cuándo se produce el pago. Pero, ¿qué pasa si transcurre un año entero hasta que la factura es emitida? ¿Qué podemos hacer si una factura ha caducado?

De acuerdo con la Ley del IVA, cuando transcurre más de un año desde el devengo de una operación hasta la fecha en que se expida le factura, se produce la caducidad del derecho a repercutir el tributo. Ello puede conducir a que la Administración exija a quien prestó el servicio o ejecutó la obra y no lo repercutió, porque pensó que estaba no sujeto o exento, a que lo ingrese sin que a su vez lo pueda cobrar de su cliente.

Frente a esta dicción literal, el Tribunal Económico Administrativo Central dice que, aunque haya caducado el derecho a repercutir, esta circunstancia no impide que se pueda repercutir siempre que el destinatario decida voluntariamente soportarla. La consecuencia inmediata es la posibilidad del destinatario de deducir las cuotas que voluntariamente haya soportado, siempre que se cumplan los requisitos para ejercer el derecho a la deducción.

Por tanto, El IVA no repercutido y que hubiera caducado por el trascurso de un año desde su devengo, puede ser repercutido siempre que el cliente lo acepte y puede ser deducible.

Si tiene cualquier duda o si necesita más información, póngase en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o en nuestra página web:

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia