Hace unas semanas, leímos el artículo ¡Qué difícil es Valencia para mi negocio! de Valencia Plaza. En él se analizaba ese hábito que todos tenemos de culpar al vecino (en este caso, a la ciudad) de nuestros propios fracasos. ¿Puede una ciudad tener la culpa de que un negocio no funcione? ¿Puede ser una buena idea emprender en Valencia?

¿Es Valencia una buena ciudad para montar un negocio?

Desde nuestra asesoría empresarial, siempre hemos creído que no todos los negocios casan bien con todas las ciudades. El éxito o fracaso del mismo depende de muchos factores, pero creemos que la ciudad sí es uno de ellos. Como es obvio, una ciudad no puede tener la culpa de que un negocio no funcione. La culpa última siempre será del empresario, que es quien no ha tomado una acertada decisión en cuanto a la ubicación de su negocio. O en cuanto a qué negocio montar en la ubicación actual. Sin embargo, hoy vamos a ver qué tipos de negocio son perfectos para Valencia y cuáles son algo más complicados.

La ubicación de un negocio es una decisión imprescindible. No únicamente la esquina, la calle o el barrio, pero especialmente, lo es la ciudad. ¿Casa bien cualquier negocio en cualquier ciudad? Obviamente, no. Esa es la razón por la que no tenemos una estación de ski en Valencia y no tienen plantaciones de naranjas en los Alpes suizos. Sin embargo, aparte de los ejemplos más obvios, hay que examinar un poco más el perfil de una ciudad (y de sus consumidores) para saber si es el enclave perfecto para nuestro negocio. Emprender en Valencia puede ser una muy buena idea, pero también una idea nefasta. Siempre dependerá de nuestro modelo de negocio.

Antes de empezar una actividad empresarial, siempre deberemos realizar un estudio de mercado. En este artículo te explicamos cómo hacer un buen estudio de mercado en Valencia. Es mucho más importante de lo que parece, especialmente, a la hora de analizar la ubicación física de nuestro negocio. Sin embargo, vamos a dar una serie de pautas a la hora de decidirse por Valencia como ciudad sede de nuestra futura empresa.

¿Cuándo es Valencia una buena ciudad para emprender un negocio?

Casi cualquier negocio que se vea impulsado por un buen clima tiene suerte de emprender en Valencia

No se puede hablar de emprender en Valencia sin hablar del clima. Ciudad Mediterránea, cuenta con un clima excepcional a lo largo de todo el año. Muchísimos son los tipos de negocio que pueden funcionar en una ciudad como Valencia gracias a su clima. De hecho, el clima mediterráneo favorece el consumo. Inviernos suaves y veranos calurosos hacen que las terrazas estén siempre llenas, que la gente salga a la calle, consuma y valore su tiempo de ocio. Pero también hay otros negocios que no funcionarían igual de bien en esta ciudad. Como es obvio, el tiempo marca qué negocios pueden o no funcionar aquí. Afortunadamente, la mayoría de ellos se ven beneficiados por un clima cálido.

Sin embargo, en este artículo te ofrecemos algunos consejos sobre cómo elegir el mejor local para iniciar una actividad empresarial en Valencia. La ciudad es muy, muy importante, pero también lo es la zona, el barrio, la calle y el número.

Valencia es una ciudad mucho más pequeña que Madrid o Barcelona, con sus ventajas y sus inconvenientes

El tamaño de la ciudad importa. Para productos y servicios muy específicos y poco demandados, suele ser mejor orientarse a ciudades más grandes. Especialmente, si están destinados a un público excesivamente cosmopolita. Ese menor número de habitantes implica un menor porcentaje de clientes potenciales para un negocio con poca demanda. Sin embargo, el tamaño de la ciudad facilita las relaciones personales. Con proveedores, clientes, inversores… Todo se vuelve más sencillo. Eso sí, dependiendo del tipo de negocio, el tejido empresarial puede ser limitado. Pero para la gran mayoría de nuevas empresas, es una ciudad lo suficientemente grande para que el tamaño no sea un inconveniente.

También Valencia es menos cosmopolita que otras ciudades como Madrid o Barcelona

Volviendo al ejemplo anterior, para productos muy modernos o muy innovadores, puede resultar una ciudad más complicada. Sin embargo, el tipo de consumidor ha evolucionado mucho en los últimos años hacia tendencias más relacionadas con la sostenibilidad, la economía colaborativa, el regreso al comercio tradicional… Lo moderno se está fusionando con lo clásico en Valencia mucho mas que nunca. Además, para negocios que tienen en lo innovador su esencia, es un lugar perfecto para hacerse su hueco en un mercado que está creciendo en cuanto a número de consumidores. Llegados a este punto, te recomendamos que leas este artículo que habla sobre los cambios en los hábitos de consumo en 2017.

Emprender en Valencia es más económico que en algunas ciudades más grandes

Los costes de mantener un negocio en Valencia son inferiores que en ciudades como Madrid o Barcelona. Especialmente los precios de alquiler o compraventa de locales, pero también muchos otros. Los salarios son algo más bajos, costes de servicios, proveedores… que Madrid o Barcelona. Valencia es una ciudad que no es barata, pero que tampoco es cara. Una empresa debe buscar la reducción de costes para obtener beneficio y establecerse en ciudades como Valencia puede ser una muy buena opción.

Valencia y el turismo en auge constante

El turismo de Valencia está creciendo exponencialmente en los últimos años. Cada vez más extranjeros colocan la ciudad en sus mapas para pasar tres o cuatro días en la ciudad mientras visitan España. Y muchos de los negocios que podamos querer emprender pueden desarrollarse con el turismo. Comercio, hostelería, ocio y vida nocturna, restauración, alquiler de coches y bicis, salas de arte y exposiciones…

¿Y para las startups tecnológicas? ¿Puede ser una buena idea emprender en Valencia?

Para los emprendedores de startups, Valencia puede sonar pequeña y aislada. Sin embargo, 4 de las mejores aceleradoras de España se encuentran en nuestra ciudad. Lanzadera, Plug&Play, Demium y Business Booster. Además, su cercanía con Madrid (especialmente gracias al AVE) la hace especialmente interesante. Muchos de los inversores o potenciales clientes de nuestra startup se encontrarán en Madrid. También en Barcelona, donde la distancia sigue siendo corta.

Por otra parte, la ciudad se moderniza a pasos agigantados. Cada vez son más los espacios de coworking en la ciudad, principal sede para los emprendedores tecnológicos. Aunque Valencia no sea la primera ciudad que se nos viene a la cabeza cuando hablamos de emprendedores tecnológicos, la realidad es que cada vez hay un mayor tejido emprendedor en esta ciudad.

¿Puede una ciudad tener la culpa de que un negocio no funcione?

Desde nuestra asesoría empresarial, creemos que NO. La culpa sigue siendo del empresario, por haber elegido mal dónde ubicar su negocio. O haber elegido mal el tipo de negocio que puede o no funcionar en un determinado escenario. Valencia es una ciudad perfecta para emprender según qué tipo de negocios y, sinceramente, la gran mayoría de ellos tienen aquí un buen lugar para empezar.

Si estás pensando en iniciar un negocio en Valencia, ponte en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o en nuestra página web.

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia