¿Qué es una cooperativa, cuáles son sus principios de gestión y qué ayudas y beneficios fiscales existen?

Muchos clientes de nuestra asesoría de empresas han oído hablar sobre las cooperativas y saben más o menos en qué consisten pero no entienden muy bien qué son. Qué es una cooperativa, cómo funciona, cuales son las ventajas e inconvenientes, qué ayudas hay para las cooperativas en la Comunidad Valenciana, cómo tributan y cuáles son sus beneficios fiscales o qué tipo de negocio debería optar por una cooperativa como forma jurídica es lo que vamos a intentar explicar en este artículo.

Una cooperativa es un tipo de sociedad que se forma por un grupo de personas que se asocian entre sí para crear una organización o empresa con fines lucrativos a partes iguales entre los miembros. Hasta aquí podríamos pensar que se trata de una entidad cualquiera, pues del mismo modo que ocurre en otras formas jurídicas, el objetivo de la empresa es la comercialización de bienes o servicios con fines económicos, pero lo que hace especial a las cooperativas es que se trata de un modelo que cree más en la economía social y colaborativa.

Antes de seguir profundizando en el modelo de las cooperativas, queremos destacar, desde nuestro punto de vista, las tres claves de una cooperativa:

  • El modelo de gestión estratégico dependiente de las decisiones de todos los miembros de la cooperativa,
  • Los beneficios fiscales que se aplican a este modelo empresarial,
  • Los principios cooperativos.
  1. EL MODELO DE GESTIÓN DE UNA COOPERATIVA:

La principal diferencia entre una cooperativa y otro tipo de empresa es la organización de la misma:

En una sociedad tradicional (Sociedad Anónima, Sociedad Limitada, Sociedad Civil…) los propietarios de la empresa son los accionistas, pero en una cooperativa, todos los socios son propietarios de la misma, es decir, que son los propios trabajadores los que son dueños de la empresa -y quienes toman las decisiones estratégicas de la misma- y por tanto, los beneficios o pérdidas recaen directamente sobre ellos. Así, las ganancias van a parar a partes iguales sobre cada uno de los miembros asociados a la cooperativa y las pérdidas afectan de igual manera a los trabajadores, siempre con responsabilidad limitada como veremos más adelante.

De hecho, el principio de igualdad y equidad entre los socios es el ABC de una cooperativa. La gestión será realizada democráticamente por todos los socios de la cooperativa y las decisiones y responsabilidades se reparten de forma equitativa. Generalmente, esto no sucede en una empresa tradicional, en la que los trabajadores se limitan a cumplir sus tareas y no suelen estar implicados directamente en la toma de decisiones estratégicas ni recaen sobre ellos ciertas responsabilidades como en el caso de las cooperativas.

Es importante resaltar en este punto que la responsabilidad de los socios de la cooperativa es limitada, es decir, que en caso de quiebra de la empresa no responden con sus bienes particulares sino únicamente con sus aportaciones al capital social, pero lo cierto es que una cooperativa de trabajo se considera más una forma de emprendimiento colectivo basado en las personas que en el capital. El epicentro de la empresa son las personas y el trabajo que las mismas aportan a la sociedad, no el capital. Por ello la adhesión de miembros es básica y nuestros socios deben tener unas características concretas pues no todo el mundo es “carne de cooperativa”.

A diferencia de otras empresas, la cooperativa se debe registrar en el RSC (Registro de Sociedades Cooperativas) habiendo creado previamente una Asamblea constituyente donde se elige al Secretario y al Presidente y se firman los estatutos redactados.

  1. LOS PRINCIPIOS COOPERATIVOS:

Así, podríamos decir que una cooperativa es una empresa que, teniendo fines económicos y lucrativos, destaca la igualdad entre los miembros y la voluntad de democracia en la gestión empresarial. Por esta razón, las cooperativas sólo son recomendables para empresarios o emprendedores que crean en las fórmulas de gestión democráticas y con cualidades para trabajar en equipo. La esencia de una cooperativa es que la persona prima sobre el capital, el trabajador o socio es lo más importante y el apoyo mutuo entre los socios prima sobre todo lo demás.

Los socios pueden ser o colaboradores o de trabajo. En el caso de los colaboradores, no participan en la actividad y su aportación no puede exceder del 45% del capital, así como sus votos no podrán exceder del 30% del total. Sin embargo, los socios de trabajo sí perciben una retribución económica pues aportan su trabajo a la cooperativa.

Los principios cooperativos son los siguientes:

  • Adhesión voluntaria y abierta, sin ningún tipo de discriminación por género, raza, clase social, religión o posición política.
  • Gestión democrática por parte de los socios.
  • Participación económica de los socios de forma equitativa.
  • Autonomía e independencia.
  • Creencia en la educación, formación e información.
  • Cooperación entre cooperativas.
  • Interés por la comunidad y Responsabilidad Social.
  1. RÉGIMEN FISCAL DE LAS COOPERATIVAS:

Las cooperativas tienen un régimen fiscal más beneficioso que otras sociedades pues se consideran entidades especialmente protegidas: sólo pagan el 5% de la cuota del IAE (Impuesto de Actividades Económicas), están exentas de pagar el ITP en determinados actos de constitución y aplicación de capital así como préstamos, tienen una exención del 95% en la cuota del IBI, tributan al 20% en el Impuesto de Sociedades y pueden tener una bonificación del 50% de la cuota íntegra por las cuotas negativas de ejercicios anteriores pendientes de compensar.

Además de su modelo de gestión participativo y colaborativo, la protección especial por parte del fisco es otra de las principales ventajas de las cooperativas.

En cuanto a la cotización de los trabajadores, todos los socios deben estar dados de alta en el Régimen de la Seguridad Social (General o Autónomos) y la elección afectará a todos los socios pues no puede haber diferencias en el régimen de cotización de los miembros de una sociedad cooperativa.

Ayudas a las cooperativas en la Comunidad Valenciana:

Como entidades especialmente protegidas, las cooperativas también gozan de una serie de ayudas por parte de los gobiernos tanto nacionales como autonómicos. En la Comunidad Valenciana, podemos encontrar las ayudas para el fomento del relevo y la cooperación intergeneracionales en las cooperativas y sociedades laborales, las ayudas para la realización de inversiones en las cooperativas de Valencia, Castellón y Alicante, las ayudas para el fomento de las cooperativas y sociedades laborales de la Consellería de Economía, Industria, Turismo y Empleo o las ayudas para la incorporación de socios trabajadores o de trabajo en las cooperativas.

Si como empresarios estamos planteándonos crear una cooperativa, hemos de saber que su modo de creación es similar al de una Sociedad Anónima o una Sociedad Limitada: debe contar con el número de identificación fiscal (NIF), domicilio social, el tipo de sociedad, el objeto para el que se ha creado, la duración prevista de la misma, el capital social, las aportaciones de los miembros de la cooperativa a este capital, cómo funcionará el reparto de beneficios entre los miembros, etc…

Todos estos datos deben estar correctamente establecidos en los Estatutos de la Sociedad. Es decir, que su procedimiento debe ser exactamente el mismo que cuando se crea cualquier otro tipo de sociedad ya que hablamos de una cooperativa que tiene fines económicos. Es un error de algunas personas pensar que las cooperativas no deben cumplir con las mismas obligaciones que cualquier otro tipo de sociedad. Sí deben cumplir con ellas y el proceso de constitución de las mismas es bastante similar al de otras empresas. Al fin y al cabo, repetimos, se trata de una empresa, pese a que su modelo de gestión sea diferente.

Como hemos visto anteriormente en este blog, los estatutos de la empresa son mucho más importantes de lo que puede parecer a priori y por ello siempre debemos consultar con nuestra asesoría a la hora de redactarlos, pero en el caso de las cooperativas es todavía más importante contar con unos estatutos de los que los miembros estén de acuerdo, pues para las cooperativas, es imprescindible la conformidad de los miembros con las normas internas.

Si está pensando en crear una cooperativa en Valencia, no dude en ponerse en contacto con nuestro servicio de asesoramiento para empresas. Ofrecemos servicios de asesoría fiscal, laboral, mercantil, y contable de forma integral desde hace más de 25 años.

fondo blog asesoria fiscal valencia ramon asociados