Desgraciadamente, una de las causas más frecuentes para la disolución de una sociedad es la generación de conflictos societarios y discrepancias entre los socios. Por esta razón, a la hora de crear una nueva sociedad para iniciar una actividad empresarial, muchos de los clientes que se acercan por primera vez a nuestra asesoría en Valencia tienen la duda de si deberían contar o no con socios para su empresa.

La incorporación de socios en nuestra sociedad puede ser contraproducente si no se comparten visión, objetivos y se respetan los espacios y funciones de cada uno de ellos y es por eso que existe la figura del mediador de conflictos societarios, es decir, del profesional cualificado que mediará en la resolución de los conflictos entre los socios de una empresa.

¿ES POSIBLE RESOLVER LOS CONFLICTOS SOCIETARIOS ANTES DE QUE ÉSTOS SE PRODUZCAN?

La respuesta es SÍ. El mejor momento para resolver los posibles conflictos o problemas entre socios es en el momento de la creación de la empresa. Para lo cual es importante que desde nuestra asesoría o consultoría empresarial se encarguen de la redacción de los estatutos de la sociedad, que son las normas que regularán el régimen interno de nuestra empresa, frente a los propios socios y también frente a terceros.

El estatutos societarios están para, dentro de la legalidad, prever las situaciones que se pueden dar a futuro y tomar unos criterios para su interpretación y resolución.

Muchos de los datos de los estatutos de nuestra sociedad son básicos, como el objeto social o el domicilio, el objetivo de actividad de la empresa, etc… pero otros puntos deberán recoger datos más concretos que nos ayudarán a resolver los conflictos societarios antes incluso de que éstos se produzcan. Son aquellos referentes a cómo se adoptarán los acuerdos, cómo será el reparto de dividendos en caso de que la sociedad sea disuelta o liquidada, cuál será el órgano de administración de la empresa, qué protocolo se seguirá en casos extremos como el fallecimiento de alguno de los socios…

¿CÓMO RESOLVER LOS CONFLICTOS SOCIETARIOS SI NO LO CONTEMPLAMOS EN SU MOMENTO EN LOS ESTATUTOS DE LA SOCIEDAD?

La mejor opción que tendremos si no hemos acudido a nuestra asesoría empresarial a tiempo será la de contratar los servicios de un consultor que medie de forma imparcial entre los socios, mediante un acuerdo de ambas partes y que valore la situación de forma objetiva, resolviendo el conflicto de intereses generado entre los socios.

La forma más favorable para los miembros de la sociedad es alcanzar un acuerdo sin tener que pasar por los tribunales, es decir, conseguir realizar una negociación que sea satisfactoria para todos los socios gracias a las aportaciones de la figura del mediador, un tercero neutral que evalúe la situación y proponga una resolución justa y equitativa para todas las partes.

Acudir a los tribunales debería ser la última opción que contemplará nuestra empresa ya que los costes económicos serán mucho más elevados, el desgaste físico y emocional de los socios se incrementará y la imagen corporativa de la empresa, tanto de cara a los clientes como a los propios empleados, se verá afectada de forma negativa.

¿CUÁLES SON LOS CONFLICTOS ENTRE SOCIOS MÁS FRECUENTES?

Cualquier discrepancia puede convertirse en un conflicto societario, aunque los más comunes son aquellos que están relacionados con las estrategias a seguir en el funcionamiento o el crecimiento y expansión de la empresa, la forma de actuación y trabajo de los administradores, las cuestiones relacionadas con las retribuciones a los socios de la sociedad o con el reparto de beneficios, las cuestiones hereditarias o de sucesión y algunos aspectos personales como los divorcios entre socios, desavenencias en la sucesión de la empresa y las que están relacionadas con acontecimientos inesperados como enfermedades o fallecimiento de alguno de los socios.

Otro supuesto frecuente, por desgracia, es el fallecimiento de uno de los socios no deseando los herederos continuar en la sociedad. También en estos casos es conveniente establecer la cláusula de salida de la sociedad, de forma que no perjudique ni ella ni sus propietarios.

Si desea contratar nuestros servicios para prevenir conflictos societarios mediante la creación de unos estatutos o reglamentos internos que prevean distintos escenarios posibles y sus resoluciones, así como para la mediación en los conflictos que se han producido en su sociedad, póngase en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o a través de nuestra página web

fondo blog asesoria fiscal valencia ramon asociados