Cuando se aprobó la nueva Ley de Autónomos en octubre, una de las medidas clave para los autónomos societarios era su desvinculación del salario mínimo. Hasta entonces, la base de cotización del autónomo societario siempre había ido ligada al SMI. Esto perjudicaba al grupo de autónomos societarios, que exigía que su base de cotización estuviera ligada a los Presupuestos Generales del Estado. Y finalmente, la medida se aprobó en la última Reforma Urgente del Trabajo Autónomo.

La reforma de autónomos vinculó las cuotas de los autónomos societarios con los Presupuestos Generales del Estado

La nueva ley separó a los autónomos societarios (aquellos que tienen diez o más trabajadores a su cargo) del Grupo 1 del Régimen General. Esto implicaba que las subidas del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no les afectarían directamente. A diferencia de 2017, cuando la subida del SMI del 8% se tradujo en un aumento del 8% en sus bases mínimas de cotización. Para evitar que esos errores se repitieran y ante el creciente interés de la Administración de incrementar progresivamente el SMI, se decidió que la cotización de los autónomos societarios se regularía mediante los Presupuestos Generales del Estado.

Sin embargo, en la práctica, esto no ha sido así. Llega enero de 2018 y la inestabilidad política deriva en que los PGE todavía no se han aprobado. ¿Esto qué quiere decir? Que al prorrogarse los presupuestos de 2017 para el próximo año, no entra en vigor la nueva normativa. Los autónomos societarios volverán a ver incrementada su base de cotización de forma paralela a la subida del SMI. Y que la subida del 4% del salario mínimo volverá a afectar a los autónomos societarios. Los mismos que vieron incrementados en un 8% sus bases de cotización en 2017.

Entonces, ¿cuándo se aprobarán los PGE?

La previsión es que los PGE se aprueben, como muy pronto, en abril, entrando en vigor en julio. Este sería el escenario temporal más positivo, lo que implicaría las bases congeladas de los autónomos no societarios y el incremento del 4% para los societarios.

Las intenciones de la Administración de ir subiendo el SMI (salario mínimo interprofesional) paulativamente todos los años son completamente necesarias. Pero es imprescindible que se aprueben también los PGE para que no vuelvan a ser los autónomos societarios los desfavorecidos.

¿En qué se traduce, a efectos prácticos, para los autónomos societarios?

Los autónomos societarios empiezan 2018 con una subida del 4% en la base mínima de cotización. Esta subida está ligada al incremento del SMI, que ya se venía anunciando. Es muy sencillo: sube en un 4% el salario mínimo, sube un 4% la base de cotización de los autónomos societarios (hasta que se aprueben los PGE).

La lógica nos hace prever que, una vez se aprueben los PGE, se compensará de algún modo al autónomo societario. Pero sólo es una suposición. Lo único que sabemos de momento es que para el autónomo societario, su base mínima de cotización se incrementará en 13 euros mensuales este 2018. Es decir, la cuota mínima a la Seguridad Social pasará de los 344 euros actuales a 357 aproximadamente.

Puede parecer un incremento poco desmesurado, pues se trata de una subida anual de unos 156 euros, pero se ha de tener en cuenta que es una subida unida al incremento del 8% que ya vivieron en 2017. Cuando se incrementó el SMI en un 8% en 2017, también lo hizo la base de los autónomos societarios. Esto es un incremento del 12% en los dos últimos años.

Se calcula que un tercio de los autónomos españoles son societarios, aproximadamente un millón. La subida del SMI afecta a todas las empresas, pero ahora también seguirá afectando, temporalmente, a las cuotas de los autónomos societarios.

Si desea contratar nuestros servicios de asesoramiento fiscal en Valencia, póngase en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com o en nuestra pagina web.

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia