La elección de una asesoría es un momento importante para una sociedad o un autónomo. Si bien es cierto que es posible cambiar de asesoría fiscal (y recomendable si estamos descontentos), también es cierto que es un trámite incómodo. Por esta razón, muchas empresas aguantan el descontento con su asesoría fiscal por no cambiar. Así pues, el momento de la elección de nuestra asesoría fiscal en la ciudad en la que opera nuestra empresa es importante. Desde Ramón Asociados vamos a centrar este artículo en la asesoría en Valencia, pues es donde conocemos ampliamente el sector, pero la mayoría de las pautas que ofreceremos en este artículo son válidas para cualquier comunidad de España. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que muchas normativas y regulaciones varían de unas comunidades autónomas a otras.

Los lectores de este artículo probablemente se encuentren en una de estas dos situaciones:

  • Están buscando una asesoría en Valencia y deciden informarse de las distintas opciones a través de internet.

Así pues, este artículo se centrará especialmente en aquellos que estén buscando una asesoría en Valencia por primera vez. Como ya hemos dicho, la elección es importante y hay muchos criterios a tener en cuenta. Sin embargo, os vamos a hablar de los que creemos que son los más importantes.

Aspectos que debo tener en cuenta para elegir una asesoría en Valencia:

Dependiendo de nuestro tipo de empresa, algunos factores pueden ser más importantes que otros. Sin embargo, en la mayoría de los casos, estos son los 5 aspectos clave que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una asesoría en Valencia:

  1. Los servicios que necesita nuestra empresa
  2. Qué tipo de cliente somos nosotros
  3. La confianza que nos ofrece una determinada asesoría.
  4. La ubicación de la asesoría fiscal en Valencia
  5. Las tarifas de la asesoría en cuestión.

Los servicios que necesita tu empresa

Lo primero y principal es pensar qué servicios son los que necesitamos. Existen pequeñas asesorías que únicamente ofrecen trámites de gestoría (presentar los trimestres, declaración de la renta…) y existen asesorías integrales que pueden ofrecer todos los servicios que necesitamos. Por norma general, siempre recomendamos que la asesoría elegida cumpla todos los servicios que nuestra empresa requiere. Es mucho más cómodo, tanto para el cliente como para la asesoría, que todas las cuestiones relacionadas con la contabilidad, planificación fiscal, asesoría laboral, mercantil… recaigan sobre el mismo grupo profesional.

Además, la idea que tendremos es que nuestra empresa vaya creciendo con el paso del tiempo. Por ello, mejor que tener que cambiar de asesoría fiscal cuando pase algo de tiempo, suele ser recomendable elegir una asesoría que pueda cubrir nuestras necesidades a lo largo del tiempo. Quizás hoy no necesitamos todos los servicios que ofrezca la asesoría, pero saber que están disponibles para nosotros implica que no tendremos que cambiar de asesoría en un par de años.

Como en cualquier ciudad de España, en Valencia hay muchas asesorías fiscales. De todos los tamaños y colores. Si algún empresario conocido nos ha recomendado algunas, podemos acceder a sus páginas web para ver qué servicios ofrecen.

Qué tipo de cliente somos nosotros

También debemos pensar en el tipo de cliente que somos nosotros. Es un aspecto que no se suele tener en cuenta pero que al final influye mucho en la relación empresa-asesoría. A algunas personas les gusta estar constantemente informados y saber qué es lo que se está haciendo. Otros prefieren no saber nada de los aspectos fiscales y legales de la empresa y que simplemente se les informe de lo que deben hacer en un momento concreto. También algunas personas son muy dadas al arte de procrastinar y envían la documentación a su asesoría en el último minuto. Están los que son muy organizados o los que la burocracia de sus empresas es mucho más caótica. Es un factor importante si queremos una relación positiva con nuestra asesoría.

Por ejemplo, si queremos estar enterados de absolutamente cada paso que da nuestro asesor fiscal, lo mejor es elegir una asesoría donde el trato sea muy personalizado. Lo mismo sucede si nos cuesta ser organizados o si nos cuesta recordar los plazos. ¿Vamos a necesitar que los miembros de la asesoría estén muy pendientes de nosotros? ¿Necesitamos recibir recordatorios para entregar el papeleo en plazo? ¿Nuestro tipo de negocio tiene cuestiones fiscales especializadas que no sabrá cubrir cualquier asesoría? Es importante que nos conozcamos bien a nosotros mismos antes de comenzar la búsqueda.

asesoría fiscal en valencia Ramon Asociados

asesoría fiscal en valencia – Ramon Asociados

La confianza que te ofrece la asesoría en cuestión

Este es uno de los puntos clave a la hora de elegir una asesoría fiscal en Valencia. Como ya hemos dicho, hay cientos de ellas en Valencia. Algunas acaban de nacer y otras, como la nuestra, llevan más de 30 años de ejercicio. Que se trate de una asesoría de nueva creación no tiene por qué ser necesariamente algo negativo. Pero es imprescindible es que el cliente confíe en su asesoría. Muchos aspectos relativos a la confianza que nos suscita una asesoría fiscal la podemos ver en su página web.

¿Podemos conocer algo más sobre el equipo de trabajo de la asesoría? ¿Hay datos objetivos relativos al tiempo que lleva de ejercicio la asesoría? ¿Aparece la información sobre las asociaciones a las que la asesoría está adscrita? ¿Podemos ver la ubicación exacta de la asesoría y sus datos de contacto? ¿Hay otros canales como redes sociales o Google Maps, donde se puedan leer valoraciones de los clientes?

Estamos hablando de la gestión fiscal y legal de nuestras empresas, no es un tema menor. Así que, uno de los primeros criterios es la confianza. Al final, los impuestos se deben presentar a tiempo, las nóminas y Seguros Sociales correctamente, los balances de situación y la contabilidad deben garantizar que cumplimos con las obligaciones fiscales y mercantiles de nuestra empresa…

¿Qué debemos buscar para garantizar que se trate de una asesoría fiscal de confianza?

Podemos hacer una búsqueda en internet (“asesoría en Valencia”) y ver las opiniones que tienen de una asesoría sus clientes. También podemos pedir recomendaciones a otras personas que conozcamos. De hecho, si estamos entre varias asesorías, siempre recomendamos que se realice una visita a cada una de ellas. En una reunión presencial es donde más podremos percibir acerca del grado de confianza que nos genera nuestro futuro asesor fiscal.

Y por supuesto, el mayor factor de confianza que te puede ofrecer una asesoría fiscal en Valencia es que esté adscrita a las asociaciones valencianas o españolas de Asociaciones Fiscales. Esto suele garantizar que cuenten con un buen seguro de responsabilidad civil que ofrezca protección tanto a la asesoría como al asesorado y que los miembros de la misma estén siempre al corriente de las novedades fiscales. En este sector esto es especialmente importante porque la normativa es continuamente cambiante.

El equipo humano de Ramón Asociados está adscrito a:

  • Colegio de Economistas de Valencia (COEV),
  • Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF),
  • Registro de Economistas Auditores (REA),
  • Registro de Economistas Forenses (REFOR),
  • Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC),
  • Colegio de Abogados de Valencia,
  • Colegio de Graduados Sociales (COGRASOVA)
  • Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA).

Creemos que la pertenencia a esos colegios profesionales de una asesoría fiscal es una clara señal de confianza. Por eso os recomendamos que os informéis siempre de a qué asociaciones está adscrita una asesoría fiscal antes de contratar sus servicios.

La ubicación de tu asesoría en Valencia

La ubicación es otro de los factores a tener en cuenta. No la localización exacta de la asesoría, pues no la visitaremos con frecuencia, pero sí que esté en nuestra ciudad (como ya sabéis, la normativa cambia de unas Comunidades Autónomas a otras) y que tenga un lugar físico al que podamos ir si así lo necesitamos. En la actualidad, la mayoría de los trámites con una asesoría se realizan telefónicamente o vía e-mail. No es muy frecuente que los clientes tengan que visitar la asesoría. Sin embargo, para la mayoría de empresas, es importante saber que hay una oficina física a la que acudir si tenemos algún problema o queremos tratar un tema en persona.

Con la popularización de internet, cada vez son más las asesorías que operan únicamente online. No tienen oficinas físicas ni un lugar donde el cliente pueda ir a reunirse con su asesor. Esto no tiene por qué ser forzosamente negativo si tenemos claro el tipo de cliente que somos. Ya hablamos ampliamente sobre las diferencias entre la asesoría tradicional y la asesoría online, así que no nos detendremos mucho en este tema, pero en resumen, si se trata de un autónomo que realiza pocas facturas y al que no le importa tener que hacer la mayoría de las cuestiones burocráticas y administrativas mediante un software, le puede compensar las incomodidades y el ahorro económico de una asesoría online. Al final, supone emplear una parte de la jornada laboral en gestiones.

No tiene por qué ser mejor ni peor que se trate de una asesoría online, pero para ciertas empresas, es recomendable que se trate de una asesoría con presencia física.

Sin embargo cuando se trata de un autónomo societario o de una sociedad, se debe valorar seriamente que la asesoría sea “tradicional”, es decir, con presencia física. Especialmente cuando lo que queremos es olvidarnos de las gestiones y que sea un asesor quien nos marque el camino. Y por supuesto, siempre que se necesite un asesoramiento especializado, será mucho más sencillo que pueda ofrecérnoslo una asesoría “de las de toda la vida”.

Para que lo entendamos mejor, es algo parecido a lo que sucede con la banca online. Quizás a alguien que está contratado por una empresa y su único contacto con el banco es recibir su nómina domiciliada y pagar tres recibos al mes, le puede interesar optar por la banca online. Sin embargo, un empresario que necesite algo más de su banco, nunca optaría por ese tipo de banca electrónica. Pues algo similar sucede con las asesorías online. Si no vamos a necesitar apenas servicios, puede ser interesante para nosotros. Si ya sabemos que necesitaremos asesoría fiscal, laboral, mercantil, contable, judicial, concursal….. es recomendable optar por una asesoría tradicional.

Las tarifas de la asesoría en cuestión

Hemos dejado este punto para el final, no porque no sea importante, sino porque no creemos que sea completamente definitivo. Lo primero es recordar que no debemos considerar la asesoría como un gasto, sino como una inversión. Realizar correctamente (y en el plazo adecuado) todas las gestiones termina siendo un ahorro importante. Por una parte, para evitar posibles sanciones y/o recargos de apremio. Pero también porque la correcta planificación fiscal puede suponer una gran rebaja tributaria en la factura de nuestra empresa. Es especialmente recomendable contar con una asesoría que diseñe una ruta fiscal a lo largo del tiempo. La planificación fiscal consigue minimizar la carga tributaria y los impuestos a los que se deberá hacer frente dentro de la más absoluta legalidad.

Para dos empresas muy similares, se pueden pagar impuestos de formas muy distintas

Si algo hemos visto a lo largo de los 30 años que llevamos dedicándonos a la asesoría fiscal es escenarios tributarios distintos para empresas muy similares. Sucede mucho más frecuentemente de lo que nos imaginamos. Dos negocios que se dedican a la misma actividad y con gastos e ingresos similares pagan impuestos de forma distinta. ¿Cuál es la razón? Una de ellas ha planificado correctamente su fiscalidad y la otra no. Determinadas decisiones hacen que tengamos que pagar menos impuestos o que éstos se difieran en el tiempo mientras las dos empresas están cumpliendo la ley. Por esta razón creemos importante recordar que las tarifas de una asesoría fiscal en Valencia, aunque sean importantes, no deben influir en exceso en la decisión final.

Lo que sí es importante es que las tarifas de la asesoría se vayan adecuando progresivamente a nuestras necesidades. Las empresas evolucionan y probablemente vayan necesitando ampliar los servicios que le ofrece su asesoría con el tiempo. Pero también sucede que algunos de esos servicios dejará de necesitarlos al crecer. Por ejemplo, cuando es la asesoría la que se encargaba de la contabilidad pero la empresa ha crecido lo suficiente como para necesitar una persona en plantilla encargada de la tarea. En ese momento, probablemente necesitemos ampliar los servicios de asesoramiento laboral pero cancelar los de contabilidad. Existen muchas posibilidades.

Conclusiones sobre la elección de una asesoría fiscal en Valencia

Como se puede comprobar, cada empresa es única y cada asesoría fiscal también lo es. Por esta razón, debemos valorar que la asesoría con la que vayamos a trabajar personalice el trato con sus clientes. Nunca se les debe considerar un número, sino una empresa con vida propia a la que ayudaremos a crecer.

Desde Ramón Asociados te invitamos a que conciertes una cita con nosotros si estás buscando una asesoría fiscal en Valencia. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de info@ramon-asociados.com, de nuestro teléfono 963169035 o en nuestra web. Estaremos encantados de recibirte en nuestro despacho y ver la forma de trabajar juntos. Nuestras oficinas se encuentran en la c/ Eduardo Boscá, 21 – 1 en Valencia. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.

asesoría fiscal en Valencia

asesoría fiscal en Valencia